Proyecto Pottoka. Etología equina.

Lucy Rees
Teoría
Publicaciones
Cursos
De Revolutionibus
La Montura
Otros
Mercado
Links

Proyecto Pottoka y la etología equina.

Hoy día, y cada vez más a menudo, la gente está dándose cuenta de lo importante que es entender al caballo: sus gestos, sus expresiones, sus deseos, sus emociones – en suma, su comportamiento.
La etología es el estudio científico del comportamiento animal. Se basa en la observación del animal salvaje, en su entorno natural donde su comportamiento se dirige a su supervivencia y a su reproducción exitosa. Viviendo así, el animal se comporta con una lógica impecable, dirigido por las pautas innatas seleccionadas durante su evolución para darle las mejores posibilidades de sobrevivir. Estas pautas se modifican y perfeccionan con el aprendizaje hasta que el animal se adapta a su grupo, a su rol y a su entorno particular.
Fuera de este entorno, en condiciones muy artificiales como viven muchos caballos hoy en día, un animal puede encontrarse muy perdido sin aprendizaje social y estresado por no encontrar las condiciones para las cuales está adaptado siendo incapaz de adaptarse. No se comporta de manera lógica y no le podemos entender. Para entender sus problemas y cómo solucionarlos hay que estudiar al caballo salvaje.
Pero, ¿cómo estudiamos a los caballos salvajes? Siempre se dice que nuestro caballo, Equus caballus, no existe en estado salvaje. Los que llamamos salvajes, los mustangs, los brumbies y los cimarrones, no son de verdad salvajes, son los descendientes de los caballos domésticos escapados. Bueno, por lo menos están viviendo a su aire en condiciones naturales y los etólogos equinos los estudian. Sin embargo, están lejos de Europa.
Recientemente hemos descubierto que el pottoka, el pony autóctono del país Vasco, tiene ADN que corresponde a una raza salvaje, no domesticada. No es lo que se pensaba, un pony traído por los celtas, sino una raza originaria de la zona desde la edad del hielo, cuando los vascos los pintaron en sus cuevas. Un superviviente de verdad, una pequeña joya de la cual podemos aprender mucho.
Por eso, y por el deseo de etólogos, estudiantes y aficionados de tener la oportunidad de ver a los caballos en condiciones naturales, he creado una manada de pottokas que viven sin manejo ni interferencia humana. Actualmente hay dos bandas con sementales. Se crían según sus propios esquemas, se buscan sus vidas. Su conducta, sus comunicaciones, su organización social y su manera de vivir se estudian en cursos que introducen las ideas fundamentales sobre etología y técnicas de observación. Ya que no los molestamos, no nos temen y tenemos las mejores condiciones para observarlos.
¡Y cómo nos enseñan! Parece que saben que su papel es el de ser pequeños catedráticos del comportamiento natural, mostrándonos una conducta tras otra hasta que su manera de percibir y actuar nos entra y a menudo cambia profundamente nuestras ideas sobre lo que es un caballo.
Este proyecto está todavía en su infancia: tiene fines científicos de larga terma y la manada tiene que crecer hasta que haya más bandas. Sin embargo, ya es el único sitio en Europa donde se pueden ver a los caballos organizando su vida a su libre albedrío, de manera natural, como hace miles de años.
Aunque hasta ahora he sido yo la que he dado los cursos, no tengo ningún problema en que los profesores de institutos o universidades quieran aprovechar la oportunidad de utilizar la manada para sus propios cursos, o incluso un estudiante para hacer un estudio de comportamiento. Por favor, contactar conmigo lucyrees5@gmail.com.
Nota: El proyecto está en proceso de re-ubicarse. Cuando tenemos los detalles para los cursos los publicaré.